Tras tus pasos

20160913_191215Intento retomar la vida, pero no encajo, me siento como si me hubieran depositado en un país desconocido. Espero tu llamada. Me topo con tu nombre en la lista de contactos en cuanto abro el correo. Tengo tu mirada clavada en mi retina. No sé qué hacer conmigo.

20160913_192449 20160913_194224

 

 

 

 

 

He perdido la calma que he sentido a tu lado estas últimas semanas. Junto a ti el dolor era lacerante, sí, pero estaba en paz.

Bajo un cielo tormentoso me lanzo a caminar con un nudo en el pecho que no logro desatar. Y llego al Jardín Botánico tras tus pasos, y te imagino por estos paseos con tu andar pausado, con los auriculares puestos escuchando a ¿Verdi; Dvorak; Alfredo Zitarrosa; Crosby,Still, Nash&Young…? Hace unos días oíamos juntos Finlandia, de Sibelius. Vuela, mi amor, vuela.

20160913_191511 20160913_192846

 

 

 

¿Llegaste a mi rincón, te sentaste en mi banco donde esta tarde un joven ensimismado acaricia despacio a un gato negro? ¿Has visto las primeras hojas secas flotando en el agua de las fuentes?

20160913_195624 20160913_220531

 

 

 

 

¿Cómo voy a vivir este otoño sin ti?

6 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Celia dice:

    Lo único que yo por ti puedo hacer en este otoño tuyo es decirte que ese dolor me quiebra y que apenas puedo hacerte llegar esto porque mis manos están muy lejos. Pero imagina que están contigo.Y no hay palabra alguna. No sirve ni cubre ni alcanza nada.
    Celia

    Me gusta

    1. Sol dice:

      Si me alcanza, amiga mía. Siento tu calor. Te abrazo fuerte

      Me gusta

  2. Sylvie dice:

    Que impotencia mi querida Sol, te escucho y me escucho , y sufro lo que sufres, pero quiero que sepas que siempre me acompañaron y me poblaron la soledad y la tristeza mis canciones o las lecturas que muchas veces compartí como lo haces ahora tu con nosotros, entonces me acerco a ti del mismo modo con una poesía, que tu posteaste en algún momento si no me equivoco,

    Si muero sobrevíveme con tanta fuerza pura
    que despiertes la furia del pálido y del frío,
    de sur a sur levanta tus ojos indelebles,
    de sol a sol que suene tu boca de guitarra.
    No quiero que vacilen tu risa ni tus pasos,
    no quiero que se muera mi herencia de alegría,
    no llames a mi pecho, estoy ausente.
    Vive en mi ausencia como en una casa.
    Es una casa tan grande la ausencia
    que pasarás en ella a través de los muros
    y colgarás los cuadros en el aire.
    Es una casa tan transparente la ausencia
    que yo sin vida te veré vivir
    y si sufres, mi amor, me moriré otra vez.
    Pablo Neruda
    Te abrazo mi querida

    Me gusta

  3. Sylvie Spinelli dice:

    Que impotencia mi querida Sol, te escucho y me escucho , y sufro lo que sufres, pero quiero que sepas que siempre me acompañaron y me poblaron la soledad y la tristeza mis canciones o las lecturas que muchas veces compartí como lo haces ahora tu con nosotros, entonces me acerco a ti del mismo modo con una poesía, que tu posteaste en algún momento si no me equivoco,

    Si muero sobrevíveme con tanta fuerza pura
    que despiertes la furia del pálido y del frío,
    de sur a sur levanta tus ojos indelebles,
    de sol a sol que suene tu boca de guitarra.
    No quiero que vacilen tu risa ni tus pasos,
    no quiero que se muera mi herencia de alegría,
    no llames a mi pecho, estoy ausente.
    Vive en mi ausencia como en una casa.
    Es una casa tan grande la ausencia
    que pasarás en ella a través de los muros
    y colgarás los cuadros en el aire.
    Es una casa tan transparente la ausencia
    que yo sin vida te veré vivir
    y si sufres, mi amor, me moriré otra vez.
    Pablo Neruda
    Te abrazo mi querida

    Me gusta

  4. José dice:

    Cuando haya muerto, llórame tan sólo

    Cuando haya muerto, llórame tan sólo
    mientras escuches la campana triste,
    anunciadora al mundo de mi fuga
    del mundo vil hacia el gusano infame.

    Y no evoques, si lees esta rima,
    la mano que la escribe, pues te quiero
    tanto que hasta tu olvido prefiriera
    a saber que te amarga mi memoria.

    Pero si acaso miras estos versos
    cuando del barro nada me separe,
    ni siquiera mi pobre nombre digas
    y que tu amor conmigo se marchite,

    para que el sabio en tu llorar no indague
    y se burle de ti por el ausente.

    William Shakespeare

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s