Un pedazo de cielo

20160927_194048

Me gustaría tener delante un pedazo enorme de cielo (el cielo de Madrid es de una luminosidad extraordinaria). o una pradera verde de mi tierra (en Asturias, la hierba se ilumina desde dentro, lo captó perfectamente en sus cuadros Evaristo Valle) con los montes al fondo, o el amarillo infinito de Castilla,  o el mar. El Cantábrico, si pudiera elegir. Pero cualquier mar serviría.

Pero lo que tengo delante es otra casa y el pedazo de cielo que he fotografiado para vosotros.  Durante unos días, en verano, la luna se coloca junto a la antena de televisión. Después ya no vuelvo a verla.

Mi casa hacia afuera. Mi casa hacia dentro es una matrioska.

 

8 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Fred Anónimo Veneciano dice:

    Un cuento de tu tierra, Sol. Lo escribí hará cosas de seis o siete años…: la nuesa tierra.

    MUERTE Y GLORIA D´UNA AVIÉSPORA
    Señores, voy davos una triste noticia: al mi sobrín matáronmelu unos desalmaos esti fin de selmana, hacia´l mediu día
    Cumpliose otra vegá la tráxica hestoria de montescos y capuletos.
    Al rapaz notábalu yo raru y nerviosu dende fay dis. Él, de natural tan allegre y fachendosu, tal parecía que tuviese agüeyáu o presu d´algún maleficiu. Diva proponé-y pasar el agua pero los acontecimientos precipitáronse de tal forma que non dieron llugar a na.
    El mi sobrín siempre tuvo malos quereres. Como era guapu, perfechu, honráu y valiente a carta cabal, les hembres naguaben por él; vamos, que yos caía la baba a filu si posaba los güeyos en dalguna.
    Por eso los demás mozos víenlu con envidia y, aunque arreniego si dalgún
    se atrevió nunca a criticalu a la cara (miento, que un tal Joselón fízolo y no-y
    arrancó les rayes de milagru), por detrás facíen la llabor de zapa.
    Cuando comencipiose a murmurar que´l rapaz quería entamar rellaciones con una abeyina de quésiyodonde, aquello fue´l acabose: tola tirria acumulada salió al camín y acusáronlu de to, hasta de traidor.
    Armose tal griesca que consiguieron llevalu ante´l Conseyu Vieyos.
    Allí, aguantó toa clase de preguntes envenenaes. Cuando lu acusaron de faltar al Códigu de Honor de la Comunidá por pretender entamar rellaciones y xuncise col mesmu xugu d´una abeya, él, ensin cortase un pelu, contestoyos que siempre había respetao´l Códigu; tanto yera asina que lu llevaba grabáu´n les rayes de la so camiseta, pero que´n lo tocante al corazón les normes marcábales él.
    Quedáronse los vieyos amurniaos y mandáronlu que se retirara. Salió al exterior del aviesperu y díxome que non me preocupara por él, que colara pa casa, que taba a la espera de recibir unes señes y en cuanto hubiese ocasión llevantaría´l vuelu. Así que acercose a la tabla de despegue y púnxose a caciplar unes cosuques que levaba´n bolsu.
    En esto, una nube de machos cayó sobre l´infeliz y claváron-y el obleru hasta que se cansaron. Dexáronlu moribundu enrriba la tabla…
    Namás m´enteré de los fechos salí zumbando. Cuando llegué hasta él tovía halitaba y con un filu de voz repetía una mesma pallabra que por más que me esforcié non pude entender.
    Reparé nun paquetucu medio pisotiau que taba´l so costau: al abrilu, contemplé les flores más esplendoroses que enxamás vieren los mios güeyos. El prubín habíales coyío pala so amada…
    Enterrámosles con él debaxo una faya perfrondosa, al llau d´una torrentera, y con una corteyina pino ficímos-y esti epitafiu:

    “Del galán mas gayasperu,
    la memoria non se borra:
    que morrió nesti aviesperu
    por amores de Abejorra”
    Que descanse en paz.
    (La familia sí recibe)
    ..

    Me gusta

    1. Sol dice:

      Qué precioso suena el asturiano y qué bien escribes, querido Fred. Un lujo tenerte en Mi Casa.
      Me gustaría pedirte un favor. Desde hace tiempo no puedo dejar comentarios en los blogs que sigo de blogspot, no se publican, no sé por qué. Eso me impide comentar las fotos de nuestro común amigo David Hornero, que se extrañara de que haya desaparecido de repente. Te importaría hacérselo saber?
      Un abrazo muy fuerte, amigo mío

      Me gusta

  2. Celia dice:

    Sol querida, el cielo…
    Tenía yo un enorme pedazo de cielo en mi casa. Cielo azul, celeste, con nubes blancas, anunciando tormentas, con arco iris…. Cielo extenso, bóveda nocturna con lunas. Esfera celeste que escudriñaba buscando la Cruz del Sur, y Venus, y tantos misterios allá arriba.
    Mi cielo se reflejaba en los charcos de agua luego de abundante lluvia y, levantando la mirada, bandadas de pájaros, palomas, y en los últimos tiempos, aguiluchos que moraban en los enormes muros de una Basílica cercana, lo cruzaban a diario.
    Ahora, mi cielo está encerrado entre altos edificios de ciudad, dibujado por antenas, cables, e interrumpido cada tanto por ropa que vuela al viento, tendederos improvisados donde sea. . Un balcón me da permiso para asomarme al azulceleste, cortado en trozos…
    Este es mi cielo hoy; y las palomas son visitantes de plazas; los muros de los edificios muestran todo tipo de protecciones para evitarlas.
    Cielo argentino, para ver desde miradores,desde un velero en el río, desde una azotea de un rascacielos..Sí. Así los llaman…
    Y mi cielo de casi campo, como de campo lleno de soles y árboles, de estrellas y aires perfumados por jazmines y violetas…me espera.
    Te envío una foto de aquel cielo.
    Un beso querida
    Celia

    Me gusta

    1. Sol dice:

      Volverás a tu cielo, Celia, estoy segura. Como también estoy segura de que ahora sabrás encontrar la belleza en la ropa tendida, en el cielo encapsulado, en la casas que ahora te dibujan el horizonte. Recibe todo mi cariño

      Me gusta

  3. David Hornero dice:

    Querida Sol, hace apenas unas semanas paseaba por Malasaña y miraba en las plazas las mesas de los bares y pensaba en ti. Me preguntaba por donde andarías, si sería capaz de reconocerte si te encontrara. Y mira por donde te reencuentro en este pisito tan luminoso que te has montado (Fred me lo ha chivado). Me gustaría tener su capacidad para poder expresarte la tristeza que me ha producido lo que he leído o al menos poder pintarte una sonrisa, pero ya me conoces lo mio no son las palabras. Con tu permiso me siento en un rincón que no moleste a disfrutar de tu casa y aportar, aunque sea mínimo, algo del calor que se que en este momento tanto te falta. Un abrazo inmenso.

    Me gusta

    1. Sol dice:

      David, qué alegría reencontrarte en Mi casa!!!! No sabes qué sensación tan frustrante visitar la tuya, observar esas fotografías que haces y que siempre me admiran, y no poder decirte nada. Incluso intenté ponerme en contacto contigo a través de una red social, pero no tuve noticias de ti. No sé por qué ya no se publica ninguno de los comentarios que hago en blogspot. Ha debido cambiar algo de la configuración de mi cuenta, pero no logro dar con ello.
      Pero ahora ya volvemos a estar en contacto, y estoy encantada. Sé bienvenido a tu casa, como siempre, y recibe todo mi cariño

      Me gusta

  4. José dice:

    Qué original, certera y hermosa metáfora la de la matrioska. Besinos, Sol.

    Me gusta

    1. Sol dice:

      Gracias cielo, tú siempre tan generoso. Muchos besinos

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s