Una tarde con Rachmaninov

20170207_201308Aunque menos conocido que el número 2, el Concierto núm. 3 para piano y orquesta en Re menor de Rachmaninov es una obra extraordinaria, con un primer movimiento (el Allegro ma non tanto) inolvidable. Fue compuesto en el verano de 1909 y, aunque se estrenó en Nueva York en noviembre de ese mismo año, poco después una nueva interpretación, también en Nueva York, reuniría nada menos que al propio Rachmaninov al piano y a Gustav Mahler al frente de la orquesta. Debió resultar memorable. En esta ocasión nos lo ofreció en el Auditorio Nacional la Tatarstan National Symphony Orchestra, dirigida por Alexander Sladkovsky, con Denis Matsuev al piano. Es esta una pieza que os aconsejo escuchar atentamente, dejándose llevan por los momentos de intenso romanticismo, acordes de un lirismo y dulzura conmovedores, para enseguida sentirte alzado y transportado a las cumbres de la sonoridad más brillante y apoteósica. Me gustó mucho la apasionada interpretación de Matsuev.

20170207_201429 20170207_214146

 

 

 

Tras el intermedio, la Sinfonía núm. 2 en mi menor, también de Rachmaninov. La estoy escuchando de nuevo mientras escribo estas líneas. Me cuesta tenerla como música de fondo y concentrarme en otra cosa que no sea su belleza, su magnetismo. Las maderas se explayan en esta sinfonía. Y el Adagio resulta inefable. Os dejo con él.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s